La metamorfosis del Angelito

Cuando creía que todo había encajado, cuando me parecía que estaba donde debería estar, cuando todo el mundo me veía bien, con trabajo, estabilidad… en ese momento me dio por cuestionarme mi vida.

¿Lo que estoy haciendo me hace realmente feliz o sólo me mantiene tan ocupado que, simplemente, no me deja pensar?

Creo que pasa con todo, todo acaba cansando. Por eso es tan importante medir y asignar a cada parcela de tu vida un valor concreto, acorde a lo que realmente sientes.

Por ejemplo, en mi caso, tener un buen trabajo siempre había sido lo que creía que tenía que conseguir. Una vez lo tuve y me desenvolvía con soltura, me encontraba metido en una espiral de trabajar, conducir, comer, dormir (poco) que no dejaba sitio al resto de cosas importantes de mi vida. Seguramente tenía que haberle dado otro valor y haber actuado en consecuencia pero creces con la idea inculcada de un buen puesto de trabajo.

Después de un montón de años haciendo lo mismo, me he preguntado muchas veces ¿qué quiero hacer con mi vida? Y la respuesta suele ser la misma siempre: “no se”. No tengo claro el sector profesional en el que enfocarme. No se qué es lo que puede hacer que me sienta realizado como persona y como profesional.

Es una tesitura complicada, por un lado sabes que quieres cambiar de vida pero, por otro, no sabes hacia donde caminar.

“Las cosas pasan por algo” Me encanta esa frase que oyes y te dicen cuando intentas encajar piezas de tu vida. Me asusta la idea de un universo determinista, de que hay un destino y no tenemos la libertad para actuar y tomar decisiones, para ser dueños de nuestra vida y nuestro porvenir.

No se si las cosas pasan por algo o son fruto de la casualidad y el libre albedrío, creo que simplemente pasan y buscamos una manera de explicarlas.

Gracias a un año 2015, personalmente desastroso, tomo más consciencia, si cabe, de que la vida son dos días y uno de ellos fue ayer. Lo único que tenemos es el presente y ni eso. Vivimos 80ms en el pasado. Es el tiempo que tarda nuestro sistema nervioso y nuestro cerebro en procesar la información pero, eso, es otro tema.

Vida sólo tenemos una, el presente es el que es y el futuro… el futuro puede ser lo que queramos.

Uno que le pregunta a su amigo ¿Qué tomas para estar tan feliz? Y le responde: ¿yo? Decisiones.

Es la hora de decidir, es la hora de cambiar, de tomar un tiempo para ver el mundo desde otros puntos de vista y ver otras partes del mundo. Es el momento de conocer gente y de recuperar las ideas felices.

Es el momento de que empiece la metamorfosis del Angelito.

Entradas recientes

Comentarios recientes

Categorías

Gelo Escrito por:

De pequeño quería ser astronauta. Astronauta, piloto, científico loco... un poco de todo. La vida te lleva y te trae, te sube y te baja y tienes la ilusión de controlarla. Una decisión, un acontecimiento imprevisto y todo cambia en un instante. Sólo espero que el próximo cambio de mi vida me pille viajando y, para eso, me estoy preparando y lo cuento aquí. #buenrollito :)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *